miércoles, 14 de abril de 2010

la justicia



La Justicia se representa con los ojos vendados porque no tiene que ver a quien da o quita razones, sólo tiene que ser justa.

Las representaciones no dejan de ser representaciones, pero parece que el principal rasgo de la justicia es precisamente que es ciega, da igual por tanto que seas alto o bajo, rico o pobre, gordo o flaco, de derechas o de izquierdas, viejo o joven, paria o poderoso, siempre tienes derecho a acceder al sistema judicial y conseguir una resolución fundada.

Imágenes aparte, el derecho a la tutela judicial efectiva es un derecho fundamental consagrado por el artículo 24 de la constitución española.

A mí me da tranquilidad pensar que el imperio de la ley sigue siendo entendido por todos como la espina dorsal del estado de derecho.

Serenidad entre los que están obligados a dar ejemplo, no vaya a ser que nos pase aquello que decía Bertold Brecht: ......Finalmente vinieron a por mí, y para entonces, ya no quedaba nadie para defenderme.

6 comentarios:

  1. Desde luego. Un poder judicial con los ojos vendados para garantizar el principio de neutralidad, y una sociedad con los ojos bien abiertos para controlar, muy de cerca, lo que hace el poder legislativo y el poder ejecutivo. Esa es la esencia de nuestro sistema y así debería funcionar. Enhorabuena por tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia en España la línea que debería separar el poder judicial y el poder ejecutivo no está muy bien definida. Es más, en mi opinión cada vez está más difusa, más emborronada. La mezcolanza extravagante, a la vez que peligrosa, entre ambos poderes actúa como la intervención quirúrjica perfecta de estravismo, miopía o hipermetropía que despoja a la justicia de esa ceguera que debería caracterizarla.
    Los cirujanos, los políticos. Los enfermeros, los fiscales y jueces, que dejando a un lado su imparcialidad, se diluyen en el poder produciendo una disolución saturada de injusticia y prevaricación. Una aleación de cara duras, cuyo ilimitado afán de protagonismo les impide actuar conforme a derecho y mirar e interpretar a través del prisma de la justicia. A muchos este término, el de JUSTICIA, les viene grande, y eso para mí, es un diagnóstico de extrema gravedad para nuestro estado de derecho.
    Fantástica entrada , María!
    Un saludo,
    Isi

    ResponderEliminar
  3. Voy a politizar... Absolutamente intolerable y antidemocrática la presión del Gobierno contra los Tribunales para defender a un Juez..

    ResponderEliminar
  4. A mi me da tranquilidad también. Estaremos serenos entonces.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que la justicia efectivamente es ciega porque se mete unas tortas de escándalo

    ResponderEliminar